Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

martes, 31 de julio de 2012

Escarabajo de tierra de Felucia


ESCARABAJO DE TIERRA DE FELUCIA

Los escuadrones de Tropas Estelares asignadas a Aayla Secura no sólo confiaban en los transportes mecánicos para desplazarse por los frentes de batalla de las exóticas junglas llenas de color. Los clones también empleaban a estos escarabajos gelatinosos con forma de larva nativos de Felucia, como monturas.

UNIVERSO EXPANDIDO

Estos grandes insectos herbívoros, también llamados gelagusanos, fueron domesticados por los gossam que se asentaron en el planeta y fueron usados como montura durante las Guerras Clon. Debido a que los gelagusanos se mueven con diez patas achaparradas cubiertas de una baba pegajosa eran excepcionalmente firmes incluso cuando reptaban por las paredes.
Los rayos solares del dorado sol que bañan Felucia tienen una concentración de rayos UVA mucho más elevada que la mayoría de los planetas habitables. Para compensarlo, la mayor parte de la vida autóctona de Felucia ha desarrollado una o dos adaptaciones. En el caso del gelagusano ambas adaptaciones están presentes en las múltiples etapas de la vida de la criatura.
Cuando es una larva, el gran gelagusano tiene una piel semitraslúcida que puede metabolizar ciertos rayos UV bloqueándolos con sustancias químicas que se encuentran en plantas nativas, las cuales proporcionan a la larva una especie de pantalla solar natural. Por eso el gelagusano come constantemente para mantener su pantalla solar natural. Tras eclosionar después del estado de pupa, el gelagusano emerge  como  el escarabajo  
de tierra con un duro y brillante caparazón impregnado con sustancias químicas que bloquean por completo la luz del sol.
Los gelagusanos son muy dóciles y fáciles de domesticar en el estado de larva.

Owen Lars


OWEN LARS


Owen tuvo que luchar para hacerse una vida en Tatooine desde muy joven. El hijo de Cliegg Lars, un granjero de humedad, valoraba las tradiciones de disciplina y trabajo duro. Cuando era joven, tuvo una visión muy clara de cómo quería que fuese esa vida y esa visión estaba profundamente enraizada en Tatooine. Sus metas eran claras y alcanzables a través de la disciplina. 
Él convertiría la granja Lars en una granja productiva y viviría allí con su amor, Beru Whitesun.
Pero para complicar esta vida tan sencilla, apareció su sobrino. Por orden de Obi-Wan Kenobi, Owen y Beru se convirtieron en los guardianes de Luke Skywalker, el hijo del hermanastro de Owen, Anakin Skywalker. Pero las actuaciones de Anakin y Obi-Wan tiñeron las opiniones de Owen durante años.
Owen trató de educar a su sobrino como a un joven normal, ocultándole el hecho de que por sus venas corría sangre Jedi y que su heroico padre “muerto” no era un simple piloto de un carguero. El granjero trató de transmitir sus valores a Luke. Aunque era un guardián atento, la conducta de Owen era brusca y estricta, lo cual llevaba a menudo a la tensión entre él y su soñador sobrino. Era normal que Beru limase las diferencias entre Luke y Owen. Sin embargo, Owen no podía refrenar las ansias de Luke por aventuras. El joven Skywalker deseaba abandonar Tatooine y unirse a la academia Imperial para vivir entre las estrellas. Lars se lo prohibía, recordándole que era necesario en la granja de humedad. Cada año más de los amigos de Luke abandonaban el desértico planeta buscando futuros más brillantes. Aunque Owen sentía que estaba estancando sus aspiraciones, lo cierto es que el viejo granjero no quería ver como el muchacho caía víctima del destino de Anakin.
Skywalker finalmente acabaría abandonando la granja, pero bajo trágicas circunstancias. Los imperiales, buscando los droides perdidos arrasaron la granja Lars y mataron a Owen y Beru. Sin nada que lo uniese a Tatooine, abandonó el desértico planeta y empezó a caminar por el camino de la Caballería Jedi.

UNIVERSO EXPANDIDO


La única vida que Owen había conocido era la de la granja de humedad en Tatooine. Él apenas recordaba su planeta natal Ator o a su madre Aika, que murió siendo él muy niño. Creció en Tatooine y su padre, Cliegg, le enseñó disciplina, la importancia de la familia y responsabilidad. Fueron lecciones que Owen grabó profundamente en su corazón. Cuando Cliegg se casó con Shmi Skywalker, Owen la consideró como su madre. Ella lo quería como si fuese su hijo, aunque a menudo hablaba de su otro hijo. Owen creció oyendo las historias del joven Anakin y se entristecía al ver lo incompleta que estaba su madre sin su verdadero hijo.
Cuando era ya un hombre mayor, Owen mantenía un semblante severo, pero secretamente tenía un gran temor por el futuro de Luke. Cuando el joven Skywalker demostró percepciones extrasensoriales encontrando una herramienta perdida sin buscarla, Owen regañó al muchacho.
Cuando Luke era adolescente, él y su amiga Windy hicieron una temeraria excursión al desierto para buscar una mascota dewback llamada Huey. Los dos chiquillos huyeron asustados por un dragón krayt y se perdieron en las planicies. Obi-Wan Kenobi acudió a su rescate y los llevó de vuelta a la granja Lars. Owen estaba furioso, pero no con Luke. Él le gritó  Kenobi y le instó a dejar su propiedad y no volver a ella nunca más.

lunes, 30 de julio de 2012

Crucero de la República


CRUCERO DE LA REPÚBLICA


La distintiva silueta y color de un crucero de la República, hacían que fuese reconocida al instante en cualquier lugar de la galaxia como una nave que estaba cumpliendo una misión encomendada por el Senado Galáctico, el Canciller Supremo o la Orden Jedi.
El Canciller Supremo Valorum fletó  un Crucero de la República con dos importantes embajadores Jedi para negociar el fin del bloqueo impuesto por la Federación de Comercio a Naboo. Aunque el crucero era una nave capital, una nave de gran tamaño, resultaba diminuta al lado de las gigantescas  naves de guerra de la Federación de Comercio que rodeaban el pacífico planeta. Se trataba del Radiante VII, un transporte que operó durante treinta y cuatro años por toda la galaxia.
El crucero atracó en el interior de una enorme bahía de embarque. Bajo las órdenes del siniestro Darth Sidious, la Federación de Comercio emboscó a los embajadores Jedi. La tripulación del crucero fue tomada por sorpresa y con los escudos desconectados, el crucero no pudo repeler los disparos lanzados por una torreta turbo-láser oculta. Tan solo dos pasajeros de la nave, el caballero Jedi Qui-Gon Jinn y su padawan Obi-Wan Kenobi, sobrevivieron al ataque.

UNIVERSO EXPANDIDO


Construida en los grandes astilleros de la Corporación de Ingeniería Corelliana, el crucero de la República con 115 metros de largo, es el inmediato predecesor de la Corbeta coreliiana utilizada por la Alianza Rebelde.
El impresionante diseño de color escarlata del crucero del República, mostraba su estatus de nave embajadora y servía como aviso contra los ataques. El rojo era el color de la neutralidad para las naves de la República Galáctica antes de los tiempos oscuros. Por ser una nave consular, el crucero solía ir desarmado, por eso necesitaba un sistema defensivo fiable.
Incorporaba un potente blindaje deflector en la parte dorsal del casco, en medio de la nave y justo delante de la antena de transmisiones. El escudo deflector era proyectado por unos rayos alrededor de la nave, pero esta barrera de energía no era insensible a los daños aunque estuviera activada a la máxima potencia.
La nave estaba equipada con motores interestelares sublumínicos de alta velocidad para sacarla del peligro en el menor tiempo posible. Incorporaba un hiperpropulsor Longe Voltrans CD de triple arco clasificado como de clase 3.2 que permitía viajar más rápido que la luz. Tres atomizadores radiales Dyne 577 le proporcionaban propulsión sublumínica. Los motores Dyne funcionaban con combustible almacenado en tanques presurizados, situados en las juntas de las alas mientras que la hiperpropulsión se generaba mediante una serie de células de energía secundaria independientes. El combustible líquido se enviaba a través de un generador iónico antes de pasar a una turbina magnética que llevaba a cabo la ignición a temperaturas altísimas para dotar de movimiento a la nave. El calor sobrante se disipaba mediante una serie de paneles radiadores en las alas.
Montadas en la espina dorsal de la nave había una amplía colección de antenas de comunicaciones las cuales eran controladas por dos oficiales de comunicaciones, especializados en descifrar lenguas extrañas y decodificar complejas señales alienígenas.
Un salón diplomático se situaba en la proa de la nave justo bajo el puente. Este salón estaba blindado y equipado con contramedidas electrónicas, además de compartimentos insonorizados para asegurar que las reuniones que tenían lugar en el fuesen seguras.
En caso de ataque o situación de emergencia todo el módulo del salón podía ser separado para poner a salvo al cuerpo diplomático hasta que llegase la ayuda exterior. Los cruceros de la República tenían además dos cápsulas de salvamento para dos pasajeros.
La tripulación tipo estaba formada por dos oficiales de comunicaciones, tres ingenieros, dos pilotos y un capitán junto con varios droides.
Cuando la Antigua República desvió fondos para luchar en las Guerras Clon, los cruceros de la República asumieron otros tipos de misiones. Muchos estaban equipados con cañones turbo-láser dobles y dos lanza misiles de conmoción para servir en la Marina de la República. Un puñado de estos cruceros armados sigue todavía operativo por toda la galaxia

Droide octuptarra


DROIDE OCTUPTARRA


Entre los avanzados droide de combate que acompañaban al General Grievous en su cuartel general secreto de Utapau se encontraban los droides octuptarras. Los autómatas zancudos, con forma de araña, tenían unas grandes cabezas como globos situadas sobre su delgado tronco y estaban armadas con torretas láser.
Sus juntas giratorias les permitían cambiar de posición casi instantáneamente y es casi imposible localizar algún punto de la cabeza del droide que pueda considerarse como su parte frontal. Un primo más grande del droide octuptarra, el tridroide, fue usado en las campañas de Mygeto.

UNIVERSO EXPANDIDO


Incómodamente alienígena para la mayoría de los humanoides, el droide octuptarra, es el exotismo insectoide que a menudo se abre camino entre los diseños de la Confederación de Sistemas Independientes. Sin embargo, para los skakoanos, que dominan la Tecno Unión, el octuptarra resulta familiar como mascota. Los verdaderos octuptarras con unos cigarreros de ocho ojos que viven en el planeta de metano Skako. Los droides tienen un cuerpo de configuración similar y caminan sobres tres patas, un hecho que ha provocado que los demás se refieran a él como “tridroide”.
Simétrico por todas partes, el droide octuptarra no tiene puntos ciegos y puede disparar en cualquier dirección gracias a una torreta láser rotatoria. Es ligero y puede descolgarse desde los salientes. El globo de la parte superior alberga sus circuitos cognitivos, pero la defensa del módulo es muy débil y es un blanco fácil para el fuego enemigo. Los comandantes separatistas pronto se dieron cuenta de que los droides funcionaban mejor desde largo alcance, donde sus cañones pueden escoger a las tropas que avanzan con estallidos láser intermitentes.
Los droides octuptarra, al igual que los droides cangrejo de la Tecno Unión, pueden ser producidos en diferentes tamaños gracias a la variabilidad de escalas de sus plantas de construcción. Muchos son de la talla de un humanoide, unidades anti-persona, pero algunos son tan grandes como tanques. Estos mastodontes se utilizan en los campos de batalla como unidades de artillería de combate, apoyando a los caminantes araña del Gremio de Comercio con sus lanzadores de munición en cadena.
Durante el primer año de las Guerras Clon, los investigadores separatistas desarrollaron una terrible muestra de plagas biológicas a medida.  
Un virus dirigido al genoma específico compartido por los soldados clon de la República se introdujo en aerosoles que se instalaron en las cabezas de los droides octuptarras. Los droides liberaban la toxina tras hacer incursiones suicidas en el corazón de las formaciones de infantería enemigas. El Gran Ejército de la República enseguida desarrolló un antídoto, pero la campaña dio al octuptarra un segundo sobrenombre: droide virus.
Los droides octuptarra estaban entre las hordas de enjambres robóticos que atacaron Coruscant mientras el General Grievous secuestraba al Canciller Supremo Palpatine. Tras la batalla montones de piezas de droides rotas y quemadas cayeron en los niveles más bajos de los cañones de la ciudad. Muchas muestras de los virus de los octuptarra se liberaron de los fragmentos destrozados y el virus de la enfermedad clon mutó infectando a los shashay y otras aves alienígenas, dando lugar a un brote de calvicie aviar.
Tras las Guerras Clon, la mayoría de los droides octuptarra fueron a dar a Uba IV, un planeta separatista que poseía una planta de construcción de droides. En la mente de muchos el droide octuptarra ha llegado a identificarse con el temible y enmascarado ubes.

domingo, 29 de julio de 2012

Duros



DURO


Son una especie alienígena gregaria que no tiene nariz en su cara, boca sin labios y una suave piel azul-verdosa. Sus grandes ojos desorbitados, tienen unas pupilas en forma de raja.

UNIVERSO EXPANDIDO


Los duros abrieron algunas de las rutas de comercio y vías del hiperespacio más antiguas de la galaxia. Cuando se aventuraron hacia lo desconocido hace varios milenios. Esta especie comenzó a viajar a través del espacio antes de la fundación de la República y con todos ellos ya habían abandonado su planeta para viajar entre las estrellas. A parte de los corelianos, son los viajeros más expertos de la galaxia. Uno de los primeros intentos de colonización de los duros fue en Neimodia y a lo largo de los milenios, los neimoidianos se convirtieron en una rama de la raza de los duros.
El planeta nativo de los duros es Duro, un planeta descuidado durante milenios. Cuando los duros partieron hacia las estrellas, en la mayor parte de su planeta aumentó la polución. Cuando el poder político paso de manos de los antiguos gobernantes reales a una poderosa coalición de firmas de transportes interestelares, toda conexión con las raíces ancestrales fue cortada. Los duros se incorporaron a una atrevida época de expansión eligiendo vivir en ciudades orbitales o bien en las colonias establecidas en lejanos planetas.
La templada superficie de Duro fue convertida en un planeta de granjas y grandes fábricas procesadoras de comida que era enviada a todas partes. A medida que estos territorios se expandían, iban invadiendo los hábitats de la amenazada vida salvaje, dando como resultado la extinción de millones de animales indígenas de Duro.
Cuando el Imperio llegó al poder y se hizo con el control de Duro, empezó a hacer prospecciones mineras cerca del Valle de la Realeza. Las formas de sondeo del Imperio expoliaron aún más la ecología del planeta, llenando una gran zona del planeta con residuos tóxicos. Después de la Batalla de Endor Duro fue finalmente liberado del yugo imperial uniéndose a la Nueva República y ofreciéndole sus astilleros al naciente gobierno
Los duros suelen tener buen carácter, pero hay una cosa que los incomoda: que los confundan con neimoidianos. Aunque los neimoidianos son genéticamente de la misma especie que los duros, los duros son reacios a considerarlos como de los suyos.
Las repetidas vilezas de los neimoidianos durante las Guerras Clon llevaron a muchos de esta especie a abandonar su herencia y su pose como duros. Una gran parte de Nar Shadda se convirtió en refugio para los neimoidianos que se escondían.
Los duros suelen ser tranquilos, individuos pacíficos y este aspecto de su personalidad hace que sean aceptados en cualquier parte de la galaxia. Son unos trabajadores excelentes. Aunque son tranquilos y a veces taciturnos, cuando se les anima pueden ser muy buenos contadores de historias, siendo capaces de atraer el interés de audiencias muy diversas durante un largo rato.

sábado, 28 de julio de 2012

Bail Organa


BAIL ORGANA


Era el primer ministro y Virrey de Alderaan, un héroe de las Guerras Clon y la cabeza de la familia Real de Alderaan. Un influyente político y un senador leal que apoyó la elección del Canciller supremo Palpatine.
Miembro del Comité de leales, Bail Organa, estaba profundamente preocupado por la estabilidad de la República durante la crisis separatista. 
Comprendió que las medidas drásticas iban a ser necesarias si los separatistas persistían en empujar a  la galaxia a la guerra. Aunque él se daba cuenta de la necesidad de que el Senado asumiese el mando del recién descubierto ejército de clones en Kamino, sabía que políticamente era imposible.  Aunque él no lo recomendó, estuvo de acuerdo y vio como Palpatine era revestido con poderes de emergencia para salvar a la República de esta amenaza directa.
Durante las Guerras Clon, Bail se hizo amigo de influyentes Caballeros Jedi como Obi-Wan Kenobi y Yoda. Cuando los Jedi fueron acusados de ser traidores a la República y el Templo Jedi fue atacado por una fuerza de élite de los soldados clon, Bail Organa fue a investigar la carnicería. Pensando que su posición en el senado le proporcionaría alguna autoridad, Organa trató de averiguar el porqué del asalto pero fue desalojado por los implacables soldados clon que le dijeron que la rebelión Jedi ya había sido sofocada. Bail dejó el Templo en llamas, no sin antes ser testigo de cómo las tropas clon asesinaban a un joven padawan que intentaba huir de la destrucción.
Comprendiendo que los Jedi estaban en peligro Bail trató de contactar con Kenobi y Yoda. Recibió su respectivas señales de desastre y recogió a Yoda en Kashyyyk y a Obi-Wan en Utapau. Sus subordinados clon se habían vuelto en su contra. Organa recibió una llamada urgente de Coruscant: el Canciller Supremo había convocado una reunión de urgencia del senado. A bordo de su nave estela, la Tantive IV, regresó a la capital llevando secretamente a Obi-Wan y Yoda a bordo para que pudiesen investigar la situación en el Templo.
Bail llegó por los pelos a la reunión del Senado para oír como el Canciller Palpatine se autoproclamaba Emperador. Sus peores temores se hicieron realidad, la República había muerto y había sido reemplazada por una dictadura.
Cuando el aprendiz de Kenobi, Anakin Skywalker sucumbió al lado oscuro, Organa escondió a uno de sus retoños en la corte de Alderaan. Bail y su esposa querían adoptar un niño y ellos criarían y amarían al pequeña Leia Organa como a su propia hija.
Leia siguió los pasos políticos de su padre, convirtiéndose en el miembro más joven del Senado Imperial.
Leia también decidió apoyar a la Alianza utilizando su inmunidad diplomática para obtener recambios e informaciones para los Rebeldes. Juntos los Organa, descubrieron información técnica crucial sobre el arma más poderosa de Imperio: la Estrella de la Muerte.
Bail envió a Leia en una misión para localizar a Obi-Wan Kenobi y lo reclutase para ayudar a la Alianza a hacer frente a la Estrella de la Muerte. Leia falló y su misión fue retomada por Luke Skywalker. Bail Organa murió cuando la Estrella de la Muerte destruyó Alderaan.

UNIVERSO EXPANDIDO


Aunque Bail Organa se convirtió en un líder querido en Alderaan, la llegada de Bail a esa posición estuvo rodeada de controversia. Poco tiempo antes de que Organa obtuviese el título de virrey hubo una disputa por el correcto linaje. Después de tres votaciones empatadas, un despacho especial del gobierno de la República enviado mediante el Jedi Jorus C´Baoth fue enviado para comprobar las ascendencias C´Baoth guió al tribunal que por fin eligió a Organa.
Organa era un hombre pragmático, sin embargo era compasivo y un defensor acérrimo de las causas nobles, como el movimiento de Ayuda al Refugiado. Con su aprobación, Alderaan abolió las restricciones de inmigración, permitiendo la llegada de refugiados desplazados por la crisis separatista que precedió a las Guerras Clon. Él fue muy crítico con los políticos que se cebaban en los oprimidos, como un impuesto de Transito aprobado por el Senado que dificultaba a los refugiados su asentamiento. Después de las Guerras Clon, Organa condujo a Alderaan a un período de posteridad ayudando a los planetas arrasados por el conflicto a recuperarse. Por orden suya las armas fueron eliminadas en Alderaan para demostrar la filosofía del planeta de paz y vida. Un gran contingente de armas fue introducido en el carguero “Otra Oportunidad” el cual fue lanzado al hiperespacio. Este sería un arsenal de emergencia para Alderaan caso de que se tuviesen que utilizar otra vez.
Organa y su mujer Breha, la ministra de Educación, criaron a su hija adoptiva como si fuese su propia hija. Leia aprendió la naturaleza de la vida política a través de sus padres adoptivos al igual que el protocolo de la vida de la corte que le enseñaron sus tías Rouge, Tia y Celly. Algunos sirvientes de Organa, como Tarrik, tuvieron cuidado de que no se mimase en exceso la princesa y se echase a perder. No se omitió nada en la educación de Leia.
Aprendió política e historia con Arn Horada y artes marciales con Giles Durane, el armero mayor.
Leia aprendió mucho con las grabaciones de la carrera senatorial de Bail. El cinismo y realismo de Organa a veces chocaban con el idealismo juvenil de la Senadora de Chandrilia, Mon Mothma.
Ambos estuvieron de acuerdo en que  Palpatine tenía que ser parado. A pesar de ser rivales políticos Mon Mothma confió a Organa la organización de la Alianza Rebelde.
En una serie de reuniones en Canthman House, Organa y Mothma idearon y desarrollaron un plan para la creación de la Alianza Rebelde. Al principio Organa estaba molesto con la idea de una revolución abierta, pero incidentes como la masacre de Chorman cimentaron su decisión. Organa comprendió que la República había muerto. Mientras, en apariencia seguía siendo un oponente a Mon Mothma, la posición de Organa en comités como los de Finanzas, Propiedades e Inteligencia, le permitieron canalizar dinero, armas e información a la naciente Alianza. Organa era miembro del comité de Vigilancia Militar del Senado, lo que le hizo ser el arquitecto de la estructura militar de la Alianza. Uno de los Senadores leales a Palpatine le contó a Organa que el Emperador había planeado detener a Mon Mothma. Organa la informó lo que le permitió huir de las garras de la Oficina Imperial de Seguridad.
Cuando Organa se retiró del Senado regresó a Alderaan y reclamó su título de Virrey y Primer Ministro de Alderaan. Allí convenció a su pueblo de renunciar al pacifismo instaurado tras las Guerras Clon y apoyar en silencio a la Rebelión durante la organización de los primeros movimientos de resistencia que se unirían en la Alianza para Restaurar la República.
Él prefirió quedarse en Alderaan mientras enviaba a algunos de sus ministros como Hric Dahlney a tratar con los contactos de la Alianza. Organa dudaba en tomar las armas, posición que Dahlney dejó clara a los representantes de la resistencia. La entonces joven de diecisiete años Winter, amiga de la infancia de Leia fue una gran influencia para convencer a Bail.
Organa sabía que su oposición abierta a Palpatine durante sus días de senador le habían convertido en blanco de las represalias imperiales. Sus actuaciones en estos momentos fueron ocultas y cuidadosamente planeadas. Los expertos en seguridad construyeron cuevas protegidas con un escudo mono molecular bajo el palacio real. Organa creó una base secreta de cazas en el planeta Isis utilizando una misión secreta de exploración alderaaniana que envió cuando aún pertenecía al Senado.
Una misión en Ralltiir permitió a los espías rebeldes informar a Leia Organa de la amenaza de la Estrella de la Muerte. Más tarde, en una cena diplomática con Lord Tion, un noble imperial, Leia se puso al descubierto al revelar su conocimiento de un proyecto de alto secreto. En una cacería que ella organizó, Leia mató a Lord Tion. Bail lo tapó todo con un conveniente “accidente de caza” ocurrido en una de las reservas de Alderaan. Envió a Leia a la aciaga misión de localizar y reclutar a Obi-Wan. Esta era la última vez que Bail vería a su querida hija adoptiva.
Poco después de la Batalla de Hoth los imperiales extendieron el rumor de que Bail Organa había sobrevivido en las cámaras acorazadas del palacio real para atraer a Leia a una trampa. Leia a bordo del Halcón Milenario se internó en el cinturón de asteroides de Alderaan, nombre utilizado para designar a los asteroides que resultaron de la destrucción del planeta, pero logró escapar antes de que Vader la capturase.

AT-TE


AT-TE


El amenazador vehículo blindado de asalto, el vehículo táctico todo terreno (AT-TE), hizo su explosivo debut, en los campos de batalla de Geonosis, al inicio de las Guerras Clon. Naves de la República especializadas en el despliegue de naves, transportaban los pesados caminantes hasta el mismo centro de la batalla dejándolos allí para que avanzasen inexorablemente hacia las fortificaciones enemigas.
El caminante tenía seis patas articuladas para su propulsión. Las patas eran cortas lo que reduce la velocidad máxima del caminante, pero aumenta su estabilidad.
El cuerpo del caminante está formado por dos mitades blindadas conectadas por un manguito flexible, lo cual aumenta su movilidad en el campo de batalla. 
La parte frontal del AT-TE está guarnecida por cuatro esferas-torreta de cañones láser, mientras que un único cañón de proyectiles pesados está montado en una torreta de la zona dorsal del vehículo. Su línea de fuego trasera está formada por dos cañones láser montados en torretas. Aunque el blindaje del caminante puede rechazar con facilidad el fuego de pequeñas armas, los cohetes anti-tanque pueden atravesar el blindaje el AT-TE y destruir sus complejos mecanismos de propulsión.
El AT-TE sirvió de apoyo al ejército clon de la República: arrasaba todo lo que se cruzaba en su camino y reforzaba el controlo táctico. El paso firme del caminante por entre el estruendo de la batalla le permitía salvar grietas y superar pendientes accidentadas que de otra manera hubiesen sido infranqueables. Su enorme lanza-misiles rotatorio bombardeaba tanto puntos fijos como naves de movimiento lento mientras que las seis torretas de cañones láser giraban rápidamente para acabar con los objetivos más veloces. En el caso de sufrir un ataque de cerca por la infantería enemiga, un AT-TE podía desembarcar dos pelotones de soldados para que entrasen en la refriega y dominasen el entorno de inmediato.

UNIVERSO EXPANDIDO


El diseño base del AT-TE fue originalmente concebido para ayudar a las compañías mineras a mantener el orden en los planetas grandes, pero el diseño rápidamente se adaptó para aplicaciones de combate.

Las seis patas del AT-TE hacen que el vehículo se desplace a una velocidad de algo más de 60 kilómetros por hora. En su interior puede llevar 20 soldados listos para desembarcar y entrar en combate cuando les sea ordenado. El caminante con su paso lento puede atravesar los escudos de energía, los cuales son efectivos para desviar los sistemas aerodeslizadores de alta velocidad que vuelan o permanecen inmóviles. El blindaje del AT-TE tiene como complemento un escudo electromagnético que protege a la nave de los cañones de iones.
El AT-TE es un vehículo de asalto táctico multiusos. Sus perfiles de misión abarcan desde un transporte normal hasta ataques completos a instalaciones enemigas. El AT-TE también es ideal para papeles en situaciones de apoyo, proporcionando fuego de cobertura a las tropas de tierra mientras protegen a vehículos más grandes y más lentos.
Pocos vehículos terrestres han alcanzado alguna vez el poder de fuego del AT-TE. El arma de asalto primaria de la nave es un gran cañón de proyectiles pesados diseñado para adaptarse a una amplia gama de artillería incluyendo explosivos para destruir bunker, proyectiles buscadores de calor y cargas sónicas. El tremendo alcance del cañón le permite destruir edificios, artillería o formaciones de tropas antes de que el enemigo pueda reaccionar.
El cañón central está flanqueado por su cañones láser antipersona, todos montados en torres giratorias. Los cuatro cañones láser montados en la parte delantera, limpian zonas de despliegue antes de que los soldados salgan, mientras dos cañones traseros protegen al AT-TE de emboscadas. Cuando el AT-TE cae bajo el ataque de unidades más pequeñas, los soldados clon son los responsables de defender los flancos del vehículo.
Los compartimentos de las tropas, localizados en la parte delantera y trasera del vehículo, pueden albergar cada uno de ellos diez soldados clon armados que pueden ser llevados a cualquier tipo de terreno próximo. Las seis patas del AT-TE le permiten subir pendientes y pasar por encima de los obstáculos mientras que el bajo centro de gravedad del vehículo le proporcionan una gran estabilidad. Su vulnerabilidad a las minas y sus cortas patas, limitan el campo de visión del artillero; Astilleros de Impulsores de Kuat eliminaría estos fallos de diseño en el mucho más alto AT-AT.


Debido a su tamaño y complejidad, el AT-TE precisa de una gran tripulación formada por un piloto, un observador y cuatro miembros de apoyo para manejar los cañones láser y servir como técnicos. Un séptimo miembro de la tripulación controla el cañón de proyectiles desde una silla exterior. Muchos AT-TE también llevan un droide médico de guerra IM-6 a bordo.
El AT-TE puede transportarse a través del espacio a bordo de varios transportes  grandes,  pero  necesitan  barcazas
especializadas o naves de ataque para llegar hasta la superficie de un planeta. Durante las Guerras Clon, los caminantes AT-TE eran transportados hasta la atmósfera y a través de los capos de batalla en cañoneras de carga LAAT/c, versiones modificadas de la cañonera estándar de la República.
Después de las Guerras Clon, Palpatine decomisó muchos AT-TE a favor de vehículos terrestres más modernos y destructivos. Estos AT-TE no fueron destruidos finalmente se vieron en acción en planetas remotos del Borde Exterior durante la Guerra Civil Galáctica. Debido a que cada AT-TE precisaba de una cañonera de carga para el transporte planetario, muchos de los vehículos finalmente fueron abandonados.
   

viernes, 27 de julio de 2012

Droide nodriza


DROIDE NODRIZA


Padmé Amidala, cuando se estaba muriendo, tuvo la fortaleza de resistir lo suficiente para poder traer a la vida a sus hijos. Dio a luz gemelos en un extraño centro médico alienígena, atendida por los polis massanos. Asistiendo al parto estaba esta droide nodriza, cuya forma nada amenazadora imitaba el aspecto de los polis massanos. Flotaba gracias a unos retropropulsores y hablaba suavemente, aunque en alienígena. Sus palabras eran de aliento y utilizaba unas raquetas mecedoras para sujetar con seguridad a los recién nacidos. El droide trajo al mundo a Luke y a Leia mientras un droide médico GH-7 trataba en vano de evitar la muerte de Padmé.

UNIVERSO EXPANDIDO


Los polis massanos del asentamiento Local de Extracción tenían un contacto muy limitado con los humanos. Aunque tenían un acceso detallado a archivos xenobiográficos que incluían la fisiología humana, los médicos del puesto no poseían experiencia práctica en el tratamiento de humanos heridos. Los nacimientos de bebés humanos aún les eran más extraños.
Cuando se diagnosticó que Padmé Amidala estaba esperando gemelos el doctor en jefe del Local de Extracción, Selif Xam, buscó en la base de datos el procedimiento recomendado. Buscando en el inventario de la estación encontró un droide nodriza, que aún estaba empaquetado, al cual los polis massanos pusieron rápidamente en funcionamiento.
El droide desembalado aún tenía el comportamiento programado de fábrica. Su módulo facial que se moldeó para no representar una amenaza, era una abstracción del ya poco concreto rostro de los polis massanos. Su vocodor producía una amable voz femenina sintonizada por los médicos para alcanzar un rango audible para los humanos. El caparazón de su cuerpo estaba revestido con un mullido cojín y sus brazos remataban en unas raquetas mecedoras.
El droide nodriza es una unidad presumiblemente diseñada para asistir a las hembras polis massanas en el parto, aunque se sabe muy poco sobre la fisiología de estos seres por lo que es posible que el verdadero propósito de la nodriza siga siendo un misterio.
El droide es una nodriza competente. Está equipada con una voz polis massana electrónicamente modificada muy suave. Los sensores de diagnóstico del droide pueden medir los latidos del corazón, la respiración y presión sanguinea de su paciente. También tiene unos depósitos con líquidos nutritivos para alimentar a los bebés mediante una red de tubitos y tetinas.

Eopie


EOPIE


Un eopie es una testaruda bestia de carga que podemos encontrar en el planeta Tatooine. Este cuadrúpedo del desierto es reconocido por su resistencia y a menudo es llevado hasta sus límites por los habitantes de este planeta con dos soles. Este mamífero de píe firme tiene una piel muy pálida, un hocico flexible y es un gruñón.

UNIVERSO EXPANDIDO


Aunque no es utilizado tan frecuentemente como los más veloces banthas, rontos o dewbacks (todos animales capaces de transportar cargamentos pesados) el pie firme del eopie y su incansable constancia, lo han convertido en el animal de carga popular en Tatooine, en particular en la región de Mos Espa. Son una montura cómoda y de confianza. Pueden viajar durante largos periodos de tiempo sin cansarse y andan casi sin parar. Algunos viajeros se atan fuertemente a la silla del eopie y cuando ellos se duermen, el eopie sigue caminando incluso de noche. Se podría decir que es el animal nativo de Tatooine más útil.
Los eopies tienen varias características físicas que contribuyen a su excelencia como animales de trabajo en los áridos yermos de Tatooine. En primer lugar, sus pies con tres dedos los hacen extremadamente fuertes y las almohadillas de su pie se expanden para absorber los impactos. Raramente se caen en los terrenos arenosos o rocosos y están tan bien equilibrados que es casi imposible que vuelquen aún cuando transportan cargas pesadas. Sus rodillas están muy encallecidas para proteger sus articulaciones de las arenas de desierto. También precisan muy poca agua pasando semanas sin ella si es necesario. Son herbívoros, sus hocicos son ideales para escarbar en busca de líquenes en la arena, su fuente principal de alimentación y para eliminar potenciales malas hierbas en las tierras de las granjas de humedad, ya que tales hierbas absorberán la humedad tan necesaria y disminuirían los beneficios. La pile del eopie es muy dura, resistente al sol y calor, cubierta con una fina y escasa pelusa, el cuero bronceado de su piel tiene una larga duración y a los nativos les gusta para hacer sillas de montar ropajes que resistan los rayos de los soles gemelos, ya que refleja la luz en vez de absorberla.
Aunque frecuentemente tiene mal genio, estas criaturas suele ser bastante tranquilas. Al contrario que los rontos, los eopies raramente o casi nunca se asustan y estudiarán las situaciones extrañas con interés o curiosidad. Sólo huirán si se ven amenazados personalmente; en otro caso tienden a permanecer tranquilos y en paz, incluso durante situaciones ruidosas y perjudiciales.
Sin embargo, el las raras ocasiones en que un eopie se sorprende, vaciará el contenido no digerido de su estómago sobre los que están cerca.
Afortunadamente esto no pasa con frecuencia y así la confianza y estabilidad de la criatura es altamente apreciada, aunque pueden ser lentos, uno puede estar seguro del valor de los eopies en situaciones de miedo. Las tormentas de arena les importan poco, por ejemplo, y mantiene el paso constante en lo más fuerte y cortante de los vientos del desierto.
Los eopies son animales muy sociables y se juntan en grandes manadas de veinte o más individuos. Se unen en manadas con el fin de proteger a los más jóvenes, los cuales son especialmente vulnerables a la dureza del desierto. Aunque son capaces de andar a los pocos minutos de nacer, los pequeños eopies no pueden soportar las pesadas cargas que llevan sus padres y por ellos son menos valiosos para sus propietarios. Además las crías de eopie precisan comer con más frecuencia que los adultos y presentan mayor riesgo ante los depredadores, así que necesitan mucha atención y algunas medidas de protección. Si se cuidan bien los eopies alcanzan la madurez en aproximadamente seis años estándar y pueden vivir hasta los noventa. Las yeguas eopie tienen una cría por estación y son capaces de mantener relación con sus crías durante décadas, aunque no conciban en las siguientes estaciones. La compra de una o dos yeguas de cría es suficiente para que la mayoría de las granjas empiecen sus propias mandas. Hacia el final de sus vidas, cuando ya no son capaces de llevar cargas pesadas, los eopies siguen sirviendo a los granjeros de Tatooine comiéndose las malas hierbas del desierto que roban la humedad a sus cosechas y también son unas mascotas populares. Muchos colonos les regalan un eopie de su manada a sus hijos para enseñarles responsabilidad y prepararlos para su futura vida de granjeros.
Aun con la necesidad de que un propietario debe tener más de un eopie para progresar, los eopies son los animales de carga menos caros de mantener de Tatooine. Los adultos comen poco y precisan poca atención para estar sanos y producen más beneficios que lo que puedan transportar. Por ejemplo, además de su servicio como animales de carga, los eopies a veces son criados por su carne. Su carne es extremadamente tierna y sabrosa y así es de primera necesidad para los residentes en Tatooine.
Las hembras eopies también dan una nutritiva leche que es reconocida por sus beneficios nutricionales para los bebés humanoides y los niños pequeños. La leche se estropea rápidamente si no se conserva en frío por ello, los granjeros que tiene eopies tiene que invertir en máquinas de refrigeración apropiadas.
La utilidad de los eopies ha llevado a algunos empresarios a intentar exportarlos a otros planetas. Desafortunadamente estos intentos se han encontrado con éxitos y fracasos. Los eopies pueden progresar en planetas desérticos o cálidos, pero se ha hecho patente que han evolucionado de forma que biológicamente necesitan calor. En planetas templados precisan más cuidados; deben guarecerse en establos calientes durante la noche y en los cambios de temperatura estacionales, por ejemplo. Los eopies no son capaces de vivir a la intemperie en planetas fríos, aunque se les proporcione el alimento y cuidado adecuados. Estos eopies desfallecen hasta morir, lo que sugiere que sus cuerpos no pueden metabolizar adecuadamente la comida a bajas temperaturas, aunque oficialmente esto no ha sido probado.

Beru Lars


BERU LARS 

Las aspiraciones de la joven y tímida Beru Whitesun no se aventuraban más allá de los horizontes de Tatooine. Ella estaba contenta con su matrimonio con Owen Lars y llevar la dura vida de un granjero de humedad. Junto con su marido, ella trabajó duramente y con orgullo bajo las duras condiciones estación  tras estación, 
en un decidido esfuerzo para extraer las tan preciadas unidades de agua del árido entorno.
La esposa de Owen Lars era una mujer nativa de Tatooine que crió a Luke Skywalker tras la caída de la República Galáctica y provenía de una larga dinastía de granjeros de humedad y se crió cerca de Mos Eisley en Tatooine. Durante un viaje a Anchorhead, conoció a Owen Lars, el hijo de otro granjero de humedad, Cliegg Lars. Beru y Owen se enamoraron y más tarde pasaría a formar parte de la familia Lars.
Poco después del estallido de las Guerras Clon, la madrastra de Owen, Shmi Skywalker Lars, fue secuestrada por los moradores de las arenas, un acontecimiento que trajo a Anakin Skywalker, el hijo de Shmi, y a la que pronto sería su esposa Padmé Amidala, a la granja Lars. Tres años más tarde, cuando el conflicto galáctico llegó a su fin, Beru y Owen se convirtieron en los cuidadores de su nievo sobrino, Luke Skywalker, después de que su padre se volviese al lado oscuro de la Fuerza y se convirtiese en Darth Vader.
Los Lars criaron a Luke como un hijo. Beru, a menudo, defendía los intereses de Luke ante Owen que era sobreprotector con él debido al miedo que tenía a que siguiese los pasos de su padre. Cuando Luke deseó irse  de casa para unirse a la Academia Imperial con su amigo Biggs Darklighter y Owen no lo permitió porque necesitaba ayuda en la granja, Beru convenció a su marido de que dejase que Luke se fuese en la siguiente estación. Después de que el año pasó, Beru trató de convencer a Owen de que era hora de que Luke se fuese, pero nunca tuvieron tiempo para llegar a un acuerdo. Ambos fueron asesinados por las tropas de asalto imperiales que estaban buscando un droide que llevaba consigo los planos robados de la Estrella de la Muerte.

UNIVERSO EXPANDIDO 

Beru Whitesun creció cerca del espacio-puerto de Mos Eisley en Tatooine junto con su hermana Dama y su hermano Haro. Provenía de una familia que había poseído granjas de humedad durante tres generaciones. Los Whitesun tenían una buena reputación entre las familias granjeras, por haberse adaptado especialmente bien al duro clima de Tatooine.
No mucho antes del estallido de las Guerras Clon, Whitesun conoció a un joven en Anchorhead llamado Owen Lars.
Lars también era granjero de humedad, vivía en una granja con su padre Cliegg y su madrastra Shmi. Beru empezó una relación amorosa con Owen y también trabó amistad con su familia. Su hermana Dama la acompañaba en sus visitas a la granja Lars, aunque a menudo se iba a Anchorhead a visitar a su novio. Aunque Owen y Beru no habían decidido todavía casarse, Shmi decía que era cuestión de tiempo que ambos se casasen. Sabía que su condición de trabajadora y su naturaleza sencilla la convertirían en una buena esposa para un granjero de humedad. Por otra parte, Cliegg había encontrado en Beru una gran compañera de discusión; ella también se divertía discutiendo con el “viejo” Cliegg.
Beru estaba pasando unos días con los Lars cuando un grupo de moradores de las arenas y sus banthas empezaron a aproximarse al perímetro de la granja. Mientras Cliegg y Owen trataban de convencer a las mujeres de que no había nada por lo que preocuparse, Beru y Shmi se dieron cuenta de sus mentiras y les pidieron que les contasen la verdad. Entonces la familia se preparó para el ataque en ciernes. Cuando Shmi fue secuestrada por los Tusken, Cliegg y Owen reclutaron a otros granjeros de la zona para ayudarlos a ir tras las gentes de las arenas. Muchos hombres murieron y Cliegg perdió su pierna derecha, pero nunca recuperaron a Shmi. Dos semanas después de su secuestro Beru y los Lars aceptaron con tristeza que Shmi se había ido para siempre.
Había pasado un mes desde el secuestro de Shmi. Beru se sorprendió cuando tuvo por fin la oportunidad de conocer a Anakin Skywalker, el hijo del que Shmi hablaba con frecuencia, cuando él y Padmé llegaron a Tatooine para ver a su madre. Mientras Cliegg explicaba lo que había ocurrido, Beru preparó comida y bebidas para los invitados. Estaba en la casa de Cliegg cuando Skywalker salió a buscar a Shmi y ella fue la primera que lo vio cuando regresaba del campamento Tusken. Cuando él llegó estaba al lado de Owen y con tristeza vio como Anakin introducía el cuerpo sin vida de su madre en el interior de su casa. Más tarde ayudaría a Padmé a preparar la comida para el disgustado Anakin, le preguntó a Amidala como era Naboo, pero le confesó que prefería Tatooine y no le gustaba viajar. Beru y los demás asistieron a un funeral por Shmi y enterraron su cuerpo en la zona oeste de la berma cerca de la casa. Skywalker y Amidala se fueron de Tatooine, llevando consigo a C-3PO, un droide que había estado con los Lars mientras estuvo Shmi con ellos. Poco después, Kitster Banai, un amigo de la infancia de Anakin, llegó a la granja esperando ver a su amigo. En su lugar Beru compartió con él el relato de los sucesos recientes.

Habían pasado tres años en los que Beru y Owen se habían casado y Cliegg había muerto dejándoles la granja. Pocos días después del fin de las Guerras Clon, los Lars hablaron con Obi-Wan Kenobi y estuvieron de acuerdo en convertirse en los protectores de Luke Skywalker, su sobrino. Kenobi sólo les contó que los padres de Luke habían muerto y no dio detalles de cómo había sido.
A pesar de que los Lars criaron al niño, Kenobi vivía cerca de ellos en Tatooine vigilando a Luke. Los Lars dijeron a sus vecinos que le habían puesto el nombre Skywalker en honor a la difunta madrastra de Owen.
Los Lars se convirtieron en los padres de Luke, queriéndolo como a un hijo propio. En la granja, Beru a menudo se llevaba al bebé en un cabestrillo mientras ella recolectaba los hongos que crecían en los evaporadores de humedad. Una mañana los Lars descubrieron que los moradores de las arenas habían robado casi un tercio de sus evaporadores. Kenobi que vigilaba desde lejos, se dio cuenta de esto y se acercó a la granja. Beru insistió en que debían dejar al os Tusken, temiendo por la vida de su marido, pero Owen pensaba que él y los granjeros vecinos debían ir tras ellos de nuevo. Kenobi, sin embargo, tomó la iniciativa. Fue al campamento Tusken y recuperó los evaporadores, devolviéndoselos a los Lars esa noche.
Beru jugaba y reía con Luke cuando era pequeño y a medida que fue creciendo, le fue enseñando los valores de la paciencia y la compasión. Durante todo ese tiempo, Beru estaba ocupada en la granja cuidando los laboratorios hidropónicos y preparaba platos a base de hierbas y raíces para alimentar a la familia.
Cuando Luke se hizo mayor, Beru y Owen trataron de impedirle que hiciese cosas con la Fuerza. Cuando Luke preguntó por los Caballeros Jedi de los que había oído hablar en la escuela, Owen le dijo que era una ficción, pero Beru le contó que aunque las historias eran exageradas, los Jedi en realidad habían existido.
Beru disfrutaba de vez en cuando con las visitas que le hacía vecinos y parientes como su hermana Dama o los señores Marstrap. Los amigos de Luke también frecuentaban la granja.

Llegó un día en el que Kenobi se encontró con el joven Luke, cuando el chico y su amigo Windi Marstrap quedaron atrapados en la caverna de un dragón Krayt mientras buscaban refugio de una tormenta de arena. Kenobi se llevó a los chicos a casa y Beru y los Marstrap se mostraron muy agradecidos. Owen, sin embargo, estaba furioso  con Kenobi y obligó al hombre a marcharse  de su casa pese a los ruegos de Beru.

jueves, 26 de julio de 2012

Parte I: La misión del Jedi


Caza Naboo N-1


CAZA NABOO N-1

Protegiendo los cielos y el espacio que rodea Naboo, está el caza N-1. Su diseño pulido es una muestra de la filosofía, de la tecnología de Naboo, de combinar arte y funcionalidad. Sus dos motores radiales tipo J están recubiertos por cromo brillante y su parte trasera acaba en una cola fina y larga.
Detrás del piloto se coloca un droide astromecánico encajado en un pequeño agujero en el cual queda un poco comprimido a fin de adaptarse a la línea de la nave.
Las principales características del caza son sus dos cañones bláster, dos lanza torpedos y un piloto automático muy diestro.
Durante la batalla de Naboo, el intrépido piloto Ric Olié dirigió el escuadrón Bravo, formado por cazas N-1, contra los enjambres de cazas droides de la Federación de Comercio. La inesperada ayuda del hábil piloto Anakin Skywalker, condujo a la destrucción de la Nave de control de los droides, dando la victoria a Naboo.

UNIVERSO EXPANDIDO

El caza N-1, está fabricado por la división de naves del Palacio de Theed y sus componentes internos de alta tecnología, provienen de un gran número de planetas. Los motores Nubian-221 tipo J, impulsan al caza en velocidades subluz. Estos motores están especialmente preparados para reducir la contaminación en la atmósfera de Naboo. El dispositivo de hipervelocidad Nubian Monarc C-4, aumenta la potencia de la nave una vez que le han sido proporcionadas  las coordenadas de navegación por una unidad R-2 u otra similar. La hipervelocidad es especialmente útil cuando el caza N-1 se utiliza como escolta de honor de la Reina, en sus visitas a otros planetas.
La cola central del caza sirve como conducto para energía y datos del ordenador. En los muelles de los hangares del Palacio de Theed hay áreas especialmente diseñadas para “enchufar” los cazas cuando están en tierra. Los grandes transformadores del hangar transmiten una carga de energía de alto voltaje para poder activar todos los sistemas de la nave.
El ordenador de batalla de palacio le comunica al ordenador y al piloto automático del caza las coordenadas de batalla codificadas y los planes estratégicos.
Como Naboo es un planeta pacífico, las misiones de los cazas N-1 suelen ser salidas para la defensa del planeta, patrullas  o escolta de misiones diplomáticas.
Como gran parte de la ingeniería de Naboo, el N-1 está basado en piezas estándar de la tecnología de la Antigua República, adaptadas a la actividad propia de este planeta. Esto se debía a la opinión que tenía el pueblo de Naboo de que no eran necesarias ni una gran protección ni un sistema armamentístico, así como a su alto sentido de la responsabilidad para con el medio ambiente.
El mayor contacto con el resto de la galaxia, así como el aumento de las actividades delictivas en un planeta que dependía del comercio con sus vecinos, llevaron a considerar necesarios el armamento y protección y a crear una flota de cazas. Los primeros cazas de Naboo, desarrollados por el Cuerpo de Ingenieros Espaciales del Palacio de Theed, carecían de protección electromagnética básica y en su lugar contaban con una capa de cromo pulida a mano, para proteger la piloto y a los dispositivos que hacían funcionar los cazas de radiaciones nocivas. Esta capa resultaba cara y requería un mantenimiento constante.
Originalmente se utilizaba para desempeñar funciones ceremoniales; el papel del caza como escolta de la Nave Real y visitantes dignatarios provocó que el N-1 adoptase la mayor parte de la tecnología aplicada a otros cazas de la galaxia. Naboo estampó su propia seña de identidad en el N-1. La larga cola central, rasgo esencial del caza, contiene una interfaz informática  y un colector de energía. En los muelles de los hangares del Palacio de Theed hay áreas especialmente diseñadas para “enchufar” los cazas cuando están en tierra.
Los grandes transformadores del hangar transmiten una carga de energía de alto voltaje para poder activar todos los sistemas de la nave. Durante la recarga el caza está conectado al ordenador central de combate. En plena batalla el ordenador de palacio puede comunicar al ordenador y al piloto automático del caza las coordenadas de batalla codificadas y las informaciones  tácticas necesarias. El N-1 lleva un droide astromecánico R2 conectado al ordenador del caza y a los sistemas de mando durante le vuelo, el cual proporciona cálculos de astrogación e información adicional del lugar en el que se encuentra para  optimizar la actuación de la nave.
El N-1 está acabado parcialmente en cromo reflectante, al igual que la Nave Real. Este rasgo obedece a razones puramente estéticas, ya que de esta forma que queda clara la relación de esta nave con la Nave Real. Como Naboo es un planeta pacífico, las misiones de los cazas N-1 suelen ser salidas para la defensa del planeta, patrullas  o escolta de misiones diplomáticas.