Distrito Star Wars

Distrito Star Wars

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Sarlacc

SARLACC


Lejos, en el Mar de las Dunas de Tatooine, yaciendo en la base del Gran Foso del Carkoon descansa una horripilante criatura conocida como el sarlacc. La inmóvil bestia omnívora está casi enteramente escondida entre las arenas del desierto.
Sólo su asquerosa boca sale a la superficie rodeada de tentáculos listos para tirar y apresar a los infortunados que caen en las arenas movedizas.
Su estómago mide más de tres metros de diámetro y es un agujero rodeado de una línea mucosa llena de dientes afilados que se prolongan hasta el interior. En el centro de la boca hay un suave pico que contiene una gorda y musculosa lengua, la cual se mueve a ciegas esperando encontrar un suculento bocado.
Debido a su aislamiento, el sarlacc raramente se alimenta y debe de confiar en que algún animal caiga en el pozo. Cuando eso ocurre comienza un eficiente proceso digestivo. Según la creencia popular, el sarlacc mantiene a su presa viva en el estómago durante mil años, disolviendo lentamente su comida según va necesitando nutrientes. Mientras, la infortunada víctima se mantiene viva sufriendo una interminable agonía.
El sarlacc era una de las criaturas favoritas del repugnante Jabba el Hutt. El gordinflón  gangster se divertía eliminado a sus enemigos lanzándolos al sarlacc. Él y su corte de criminales se deleitaban viendo como el sarlacc atrapaba a sus víctimas mientras trataban de escapar de las arenas movedizas del Foso del Carkoon. Ese movimiento sólo servía para despertar a la criatura que lanzaba uno de sus tentáculos e introducía la comida en su boca.
El intento de Jabba por alimentar al sarlacc con Luke Skywalker, Han Solo y Chewbacca acabó en desastre. Skywalker  se libró de sus ataduras y se abrió camino entre los guardias de Jabba, muchos de los cuales dieron con sus huesos en el pozo. Incluso el infame caza recompensas Boba Fett no pudo escapar de la desagradable criatura cuando su mochila-cohete, fuera de control, depositó al cazador acorazado dentro de la garganta del sarlacc.

UNIVERSO EXPANDIDO

 
El sarlacc ha sido un rompecabezas para los xenobiólogos durante años. Existen muy pocos especimenes y el más grande es el que habita en Tatooine. La criatura es tan primitiva y peligrosa que un estudio extenso se ha considerado muy valioso.
El sarlacc desafía fácilmente cualquier clasificación taxonómica. Mientras que la evidencia apoya fuertemente la teoría de que es un animal, muchos científicos apunta a que su sistema de raíces y su forma de reproducción mediante esporas son evidencias de su origen vegetal.
En los pocos planetas donde se hallan sarlaccs, las leyendas sobre la criatura han surgido. El fantástico cuento sobre un “tormento de mil años” dentro del sistema digestivo del sarlacc, sin embargo puede ser más un hecho que una ficción. Existen evidencias de una red de fibrosas vesículas que atacan a las víctimas, incorporando a la presa al propio sistema biológico del sarlacc. Esto va acompañado por neuro-toxinas alteradoras de la mente que mantienen a la víctima tranquila. Las alucinaciones provocadas por el sarlacc sugieren que, de alguna manera, absorbe la mente de todas sus víctimas que viven en un tormento incorpóreo.
Estos informes han sido aportados por la única persona que se sabe que ha sobrevivido al ataque del sarlacc, el caza-recompensas Boba Fett. Su voluntad de hierro y su armadura mandaloriana lo mantuvieron vivo en el interior de la bestia y su traje cubierto de armas le permitió huir de la agonía. Pasaron varios años antes de que el cuerpo y la reputación de Fett se recuperasen del ataque del sarlacc.

No hay comentarios:

Publicar un comentario